202103/12
0

¿Qué tipos de accidentes laborales existen?

El accidente de trabajo se define por la LGSS (Ley General de la Seguridad Social) como toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. Asimismo, tendrán la consideración de accidentes de trabajo los establecidos en el Art. 156.2 LGSS.

En el momento en el que un empleado se ve perjudicado por un accidente laboral automáticamente tiene derecho a percibir una indemnización cuando el accidente le produzca unas secuelas que le ocasionen un perjuicio estético o funcional (aunque no sean de tal gravedad como para incapacitarle para el desempeño de su actividad). En este caso estaríamos hablando de una indemnización por lesiones permanentes no invalidantes, que se encuentra basada en un baremo que vale los 400 a los 5.000 euros, aproximadamente.

La ley establece distintos tipos de accidentes:

Dentro de la legislación española se establecen como accidentes profesionales los siguientes casos:

  • Los accidentes que se produzcan como consecuencia de las tareas efectuadas por el empleado en interés del buen funcionamiento de la empresa, cumpliendo así las órdenes impuestas por el empresario, independientemente de que sean diferentes a las establecidas en su categoría profesional.
  • Los accidentes ‘in itinere’ son aquellos que tienen lugar durante el desplazamiento del trabajador entre el domicilio habitual y el trabajo, o viceversa.
  • Los que se producen en actos de salvamento de o naturaleza similar cuando tengan conexión con el trabajo
  • Los accidentes de trabajo o profesionales incluidos los ‘in itinere’, que se producen como consecuencia del desarrollo de cargos electivos o carácter sindical o de Gobierno de entidades gestoras.
  • Las enfermedades cardiovasculares, hemorragias cerebrales o similares, que se producen como consecuencia del trabajo.
  • Las enfermedades, no señaladas como enfermedad profesional, que se contraigan como consecuencia de la realización de la actividad profesional.
  • Las enfermedades o defectos, que incluso el trabajador ha podido padecer con anterioridad al accidente, que se agraven como consecuencia de este.

De igual modo, es importante señalar que existen excepciones que no están consideradas como accidente de tipo laboral:

  • Las enfermedades cardiovasculares, hemorragias cerebrales o similares que, a pesar de producirse en el puesto de trabajo, no son consecuencia de la actividad profesional.
  • La imprudencia temeraria, aunque sí la imprudencia profesional.
  • Las que tienen lugar cuando el accidentado está llevando a cabo un acto doloso.

¿Cuándo se puede reclamar una indemnización por accidente laboral?

Cuando el accidente laboral se produce como consecuencia de una infracción del empresario el trabajador tiene derecho a solicitar una indemnización.

Antes de proceder a la solicitud de una indemnización por accidente laboral se han de reunir, en la documentación que se aporte, todos los resultados obtenidos de las inspecciones de trabajo anteriores a la fecha del accidente. Esto es importante por si se hubiese levantado un acta de infracción, dando lugar a que se facilitase un resultado positivo del litigio.

En algunas ocasiones, como es caso de un accidente laboral muy grave, la policía tendrá la obligación de levantar un atestado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *