202128/10
0

Qué es un accidente laboral y porque se produce

Seguro que en alguna ocasión has tenido un accidente laboral con lesiones o conoces a alguien que lo haya sufrido. En ese caso, es importante saber que tienes derecho a una indemnización, pero, para poder obtenerla, primero tienes que demostrar algunas situaciones concretas.

Los accidentes adquieren la categoría de laborales y, por lo tanto, van sujetos a una indemnización, cuando cumplen los siguientes requisitos:

  • Que el accidente se produzca con ocasión o como consecuencia del trabajo.
  • Que el trabajador sufra una lesión corporal, física, psíquica o enfermedad.
  • Que sea un trabajador por cuenta ajena o dado de alta en la contingencia de accidente de trabajo como autónomo por cuenta propia o sea socio trabajador de una Sociedad Mercantil.

¿Por qué se produce un accidente laboral?

Dentro de las infracciones más habituales que comenten las empresas, y que pueden dar lugar a que se generen los accidentes en el desempeño de un trabajo, nos encontramos con los siguientes casos:

  • Que se produzca una falta de delimitación o señalización de la zona de trabajo.
  • Que los trabajadores no tengan una evaluación de los riesgos laborales de su puesto de trabajo.
  • Que no existan medidas colectivas de seguridad como, por ejemplo, redes, barandillas, etcétera.
  • La falta de formación del trabajador en Prevención de Riesgos Laborales.
  • La inexistencia de una limitación o señalización en el puesto de trabajo.
  • La ausencia de Plan de Seguridad y Salud en el Trabajo con contenido adecuado a los riesgos para la seguridad de los trabajadores.
  • La escasa coordinación entre las diferentes empresas que intervienen en un proyecto conjunto.

¿Cuándo tengo derecho a la indemnización por un accidente laboral?

Un accidente laboral siempre va vinculado a una indemnización, que se puede dar en los siguientes casos:

  • No entrega de equipos de protección individual (EPI) como son, por ejemplo: casco, arnés, botas de seguridad, gafas de seguridad, mascarillas con filtro, etc).
  • Inexistencia de evaluación de los riesgos del trabajador.
  • Inexistencia de un plan de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Falta de información del trabajador en materia de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Ausencia de medidas de seguridad colectivas como, por ejemplo, la red de seguridad, etcétera.
  • Lesiones producidas por un compañero, un cliente, un proveedor, etcétera.
  • La utilización de herramientas que no se encuentren homologados, que estén defectuosas, etcétera.
  • Llevar a cabo tareas ajenas a las propias del puesto de trabajo.

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *