201805/06
0

España se coloca en el cuarto puesto entre los países con menos fallecidos por accidente de tráfico

Por desgracia, durante estos dos últimos años los fallecidos en accidentes de tráfico han aumentado en España. Aun así, somos el cuarto país en la Unión Europea que tiene menor tasa de mortalidad en accidentes de tráfico. Por debajo de nosotros se encuentran países tan seguros y pequeños como Dinamarca o Malta.

De todas formas, la tasa de fallecidos en accidentes de tráfico sigue siendo preocupante en España. Por cada millón de habitantes, encontramos 37 muertes en las carreteras. En total podemos hablar de 136.000 accidentes en 2016. 100.000 tuvieron lugar en vías urbanas y 36.000 en vías interurbanas.

Los datos, a pesar de parecer muy elevados, nos hacen mirar al futuro de una forma esperanzadora. Pero el objetivo siempre es llegar a cero. Debemos intentar llegar a un futuro sin fallecidos y sin accidentes. Es cierto que cada vez hay mejores coches, con más prestaciones y más seguros.

Los fallecidos han disminuido mucho en los últimos años. Sin embargo, siguen existiendo muchos accidentes de tráfico. En ellos, siempre hay víctimas, que sufren más o menos, dependiendo de cada caso. Cualquier accidente de tráfico supone un varapalo para las víctimas.


Cualquier accidente de tráfico supone un trauma para la víctima


Ya existan lesiones físicas o psicológicas, siempre puede quedar alguna secuela, aunque no haya fallecidos. Además, es necesario un desembolso económico para reparar el vehículo, si ha sufrido algún daño, por muy pequeño que sea. En ocasiones incluso pueden existir gastos médicos o indemnizaciones a terceros.

Aquí entrarían en juego las aseguradoras y los seguros que cada uno de los involucrados en el accidente tuvieran contratados. Algunas veces, el dinero que te ofrecen destinado a una reparación del coche, gastos médicos o indemnizaciones es insuficiente.

Por qué ocurre esto


Las aseguradoras suelen tener acuerdos entre ellas porque suelen tener demandas entre ellas. Es un “ganamos los dos”. El perjudicado siempre es la víctima del accidente.

Por ello es importante saber qué hacer en estos casos. Un abogado especialista puede ayudarte a gestionar reclamaciones y te facilitará las cosas para que te dediques a lo más importante: recuperarte. Ellos conseguirán la mejor indemnización posible.